Avances Tecnológicos en la Cadena de Suministro y el Nuevo Rol del OEA

Antonio Vidales

José Antonio Vidales
Vice-Presidente I , Asociación Internacional OEA, Aduaneros y Logísticos

Los avances tecnológicos en la cadena de suministro sin duda están afectando y afectaran el cómo hacemos la logística de hoy. Como dice el presidente de Cisco, “de lo único que podemos estar seguros hoy, es que en el futuro cercano haremos las cosas de una forma muy diferente”. El 40% de los negocios actuales no existirán de manera relevante en los próximos 10 años.

La logística hoy en día mantiene una intensa dependencia de las herramientas tecnológicas, que han transformado radicalmente los procesos comerciales y logísticos. Los avances en esta materia traducidos a la competitividad en los mercados de todo el mundo, puede resumirse en una frase: “La competencia global ha dejado de ser entre empresas para pasar a ser entre cadenas de suministro”.

Todos los que formamos la cadena logística estamos adoptando rápidamente estas tecnologías en lo que se conoce como “logística colaborativa”. El objetivo es mejorar la eficiencia operativa, la seguridad en las transacciones, la gestión de los recursos y la capacidad de respuesta en la toma de decisiones que son generadas todos los días. El fin es ser competitivos en el comercio internacional.

La nube, big data, blockchain, inteligencia artificial, internet de las cosas, impresoras 3D. Incorporamos continuamente innovaciones tecnológicas y en algunos casos las exploramos mientras desarrollan su robustez en el entorno de nuestros negocios.

Cuando las cosas se empiezan a conectar, la trazabilidad, tanto interna como externa a la empresa, es una exigencia. Necesitamos conocer en todo momento el origen, acontecimientos sucedidos, el consumo y uso de un producto, para correlacionarlo con los hábitos de compra y otros múltiples factores que contribuyen a la calidad de los productos e incrementan su valor para el consumidor final.

Paralelamente, las tendencias más modernas avanzan hacia el desarrollo de plataformas multipropósito donde todos los actores interactúan en la cadena de suministro.  Todos los que formamos la cadena de suministro seremos incorporados dentro de un concepto de plataforma tecnológica, aplicable para las cadenas de suministro específicas donde cada uno de ellos interactúa.

En ese sentido, surgen requerimientos de confianza, eficiencia, seguridad de las transacciones, flexibilidad de tomas de decisiones, mejoras en la interconectividad, resultados, y … maximización de costos e inversiones.

Conectividad con las aduanas

Estas plataformas informáticas deben contar ahora con una ágil, segura y robusta interconectividad con los sistemas de control aduanero y gestión gubernamental con el propósito de que todas las transacciones y procesos que involucran el intercambio internacional de insumos, procesos y productos, puedan estar vinculados en todo momento con información soporte de sus características y origen; identificación plena de todos los actores involucrados; registro en tiempo real de las operaciones realizadas y, sobre todo, la visibilidad integral de las mercancías a lo largo de todo su recorrido.

Tomando en cuenta todo lo anterior, el Operador Económico Autorizado (OEA) juega un papel muy importante no solo en el fortalecimiento de la seguridad de la cadena logística a través de controles de flujos y procesos, buenas practicas, si no también generando competitividad al comercio exterior.

Hablamos de trámites simplificados, menos uso de documentos, carriles preferenciales, menos revisiones para quienes están ya certificados y todas estas medidas de seguridad que implica la cadena de suministro para lograr finalmente que las aduanas sean invisibles.

Lejos de querer decir que no existan, se trata de que se vuelvan invisibles para el comercio para todos aquellos que están registrados y certificados, de tal manera que las aduanas y las autoridades puedan hacer inspecciones más asertivas, exista un análisis de riesgo completo.

Tradicionalmente las aduanas eran el primer punto de inspección de la carga y de información de la carga, hoy en día deben ser el último punto de revisión porque hay mucha información previa que con un buen análisis de riesgo puede determinar si la carga debe o no revisarse. De manera muy similar a lo que se hace hoy en Estados Unidos con el programa de pasajeros “Global”, solamente si tu viajas regularmente a un país y te registraste previamente en el programa global, saben quién eres y a dónde vas, así normalmente no te revisan ya en inmigración, a no ser que cambies tu ruta o representes algún riesgo para el país. Lo mismo debe ser para la carga, solamente revisar lo que pueda representar riesgo para un determinado país, si no, que la aduana se vuelva invisible para el comercio internacional.

¿Cuál es el siguiente reto? El reconocimiento mutuo entre países para el operador económico autorizado. Si no hay un reconocimiento mutuo cada exportador o importador o miembro de la cadena logística tiene que estar trabajando para certificarse en un país y luego en otro y luego en otro en los que no hay estos reconocimientos mutuos. Los Acuerdos de Reconocimiento Mutuo facilitan, tal como las aplicaciones tecnológicas, el Nuevo Rol del Operador Económico Autorizado

OEA Guayaquil Antonio Vidales

Este post comparte la presentación de Antonio Vidales en la Reunión Internacional de Operadores de Logística, organizada por la Federación Ecuatoriana de Agentes de Aduanas (FEDA), en Guayaquil del 3 al 4 de septiembre de 2018. El panel del Operador Económico Autorizado (OEA) contó con las ponencias y comentarios de José Antonio Vidales, Vicepresidente de la Asociación Internacional de Operadores Económicos Autorizados (OEA), Aduaneros y Logísticos Autorizados; Joe Henry Thompson Arguelles, Representante en el Área SICA de la Asociación Internacional de Operadores Económicos Autorizados (OEA), Aduaneros y Logísticos Autorizados; Carlos Andretta, Director General de Aduanas del Ecuador; y Alvaro Pinedo, Secretario General de ASAPRA.

No Comments

Post A Comment